viernes, 20 de enero de 2017

MEATZARI TABERNA ( LA ARBOLEDA)



De América vino el oro y la plata que  disfrutaron  unos pocos, pero vino algo mejor, las alubias, que disfrutamos todos y que mejor sitio para ello que en La Arboleda. Citar este término a un vizcaino - y a muchos turistas- es sinónimo de alubiada. Estos días de fríos polares el cuerpo pide unas buenas alubias, acompañas de guindillas, berza, chorizo, morcilla, costilla y panceta, aunque la verdad en cualquier momento del año se puede sentir la llamada de la Arboleda y desear unas buenas alubias acompañadas de todos sus sacramentos.  Para ello La Arboleda, el poblado minero situado en las alturas de Trapaga es un auténtico Eldorado de las alubias, se pueden disfrutar todos los días del año y en seis o siete restaurantes distintos. Los fines de semana resulta complicado comer si no tienes reserva, pero entre semana no hay tantos agobios y se pueden disfrutar la comida casera en menús por unos 10-12 euros en los no faltan las alubias o el menú alubiada, que en la mayoría de los locales cuesta entre semana 14 euros, bebida y postre aparte.


Aquí he hablado varias veces del mítico SABINA  y del LEON XIII y hoy lo hare de Meatzari Taberna, un local un poco más modesto -de ahí lo de taberna- pero con un menú casero interesante y unas alubias muy ricas.


Con la competencia que hay en La Arboleda no podría sobrevivir un restaurante que sirviera unas malas alubias y lógicamente las que sirven en el Meatzari son muy apetecibles y además  te las sirven en una cantidad más que suficiente, en esto el indicador de calidad o  alubiometro es el número de platos que te comes " estaban buenísimas, me comí tres platos", en el puchero que sirven en el Meatzari no sé si da para eso, pero no quise comprobarlo.


Dando un repaso a todos los componentes, las alubias con buen sabor,  enteras y tiernas, el caldo tiene la densidad perfecta, ni aguado ni con la consistencia de la argamasa, las guindillas pequeñas y sin picor, la berza te la traen frita, lo que hace que mantenga el color y resulte crujiente y refrescante, la morcilla de puerro, muy suave (lo habitual en la zona es la morcilla de arroz) el chorizo, costilla y papada tiernos y con buen sabor, creo que aquí las fotos dicen más que mis palabras.


El restaurante lo atiende una señora con su hijo, lo que me lleva a pensar que el menú casero  por 12 euros es realmente así, espero tener oportunidad de probarlo y que este a la altura del menú alubiada.


 


Por cierto, un gran tirón de orejas a la Real Academia de La Lengua, el término “ alubiada”, aunque parezca, mentira no aparece en el Diccionario de la RAE. ¿ Pero a que se dedica esa gente?


 


MEATZARI TABERNA


Mamerto Allende Kalea, 4,


48520 La Arboleda, Bizkaia















jueves, 19 de enero de 2017

SATELITE T (BILBAO)



Se puede comer una buena hamburguesa en cualquier sitio, pero esto no significa que en cualquier sitio te sirvan una buena hamburguesa, me explicó. No hay que ser una gran cadena internacional de comida rápida (mejor no) o un chef famoso (seguramente  no). Un pequeño local o uno mismo en su casa puede hacer una hamburguesa espectacular y para demostrar mi teoría en este blog pondré frente a frente a Burguet King y Satélite T, comparando dos menús de precio similar. ¿Que no sabe el amable lector que es Satélite T?, ni yo hasta que por medio de EL BLOG DE BORI tuve conocimiento de este local  situado casi bajo el puente de Deusto.


Aunque como se verá, mi entrada es mucho más pochorrosa que la de Bori (incluso en la foto de la hamburguesa), aquí va mi impresión de la comida y con la comparacion.


El local tiene una decoración rompedora, con inspiraciones marinas, como no podía ser de otra forma al estar situado frente a la Ría, paredes cubiertas por cajas de embalaje y los costados de un contenedor, barandillas  idénticas que las que bordean la ría, buena música y unos camareros simpáticos y eficientes... aunque parece que acaben de salir de la película Resacon en Deusto, pero bueno, nadie es perfecto. EL ambiente es informal y seguro que es un lugar frecuentado por alumnos y profesores de la cercana Universidad de Deusto.


Respecto a las hamburguesas !sorpresa! no eran todas de vacuno con diferentes tipo de complementos como me esperaba, solo una contenía carne de vacuno ( la tijuana), las otras eran de atún, quínoa, ibérica, pollo o cerdo.


Contra toda lógica, tratándose de mi primera visita, elegí la de "atún fresco marinado, mezclum, salsa limón-soja y wakame" que era además la más cara, 7,80, venía con patatas gajo y pedí una cerveza, el menú en total fueron 9,90. La alternativa de Burguer King fue la Doble king Steakhouse grande con extra de carne, es decir cebolla, tomate huevo, tres hamburguesas y queso chedar, además de un botellín de agua y ensalada, por un total de 9,95.


La primera hamburguesa es la de la conocida multinacional y aunque no se parece casi nada a la que muestran en la publicidad ( verdadero insulto a la inteligencia), el aspecto es interesante, respecto a sabores y texturas... bueno quien no ha comido una de estas.


De la que si hablare mas es de la de Satelite T, que contrasta con la anterior, para bien claro, carne muy jugosa, con sabor, bien sazonada y con un pan firme pero sin resultar duro lo que supone una perfecta integración del continente con el contenido, con lo que se cumple una regla básica: ni se desintegra el pan mientras comes la hamburguesa, ni resulta demasiado duro y el contenido termina huyendo  del pan.


En Satélite T tienen además de la carta un menú del día, que por el aspecto de los platos puede ser interesante,  desgraciadamente en el restaurante no deben disponer de  impresora, una lástima porque así el camarero no tendría que venir y cantarte los platos que llevaba escritos en una libretita o incluso podían dejarte una carta que no estuviera deteriorada y con manchas de huevo como me  ocurrió a mi.












 
.






miércoles, 28 de diciembre de 2016

NATXOS ( VITORIA-GASTEIZ)



Agua panela, sopa de patacones y arroz colorado, no, no estoy en Ecuador pero podría ser. El caso es que no tenía mucho tiempo para comer, había pensado acercarme al ERKIAGA, pero mirando el GPS calcule que serán unos 12 minutos andando a una temperatura de 6 grados y lloviendo, así  que opte por buscar un sitio más cercano, la zona no prometía mucho así que en el primer sitio que encontré un cartel de menú me metí. NATXOS resulto ser un restaurante ecuatoriano, aunque nada lo hacía ver en la decoración.


Me atendió una camarera muy simpática que mediante una Tablet me mostro los platos que componían el menú- en el resto de mesas había una carta con fotos como en algunos chinos- la verdad es que se agradece la iniciativa, para los nativos -de ecuador- que comían en las mesas próximas seguramente no hiciera falta pero a mí me resulto útil, un detalle.
Ya que estaba allí opte por pedir los platos que me parecieron más “exóticos”: Sopa de Patacones, Arroz colorado y para beber agua panela. De postre me tentó el arroz con leche o el pastel de coco, pero después de los dos primeros platos solo pude con una mandarina.
El agua panela, es agua con limón y azúcar de caña, esta rica pero para una comida resulta un poco empalagosa.
La sopa de patacones tiene eso, patacones, que son rodajas de plátano verde frito (no es dulce), pero además lleva  costilla de cerdo, maíz, patata, verduras, yuca…todo con un agradable sabor a curry. Junto al bol de sopa había un cuarto de limón que no use y en la mesa junto con dos frascos de aceite y vinagre un recipiente con una salsa de color rojo que seguramente sería picante y tampoco probé. Vamos un plato contundente, tan bueno para cruzar los Andes como para aguantar un día invernal en Vitoria.
Si el primer plato fue casi un menú en sí mismo, el segundo no se quedaba atrás, el Arroz colorado, era un gran plato de arroz- granos menudos y muy sueltos- con trozos de salchicha, plátano frito, costilla, rodajas de huevo…
El arroz en si estaba muy bien cocinado pero no pude ni con la mitad.
De postre como dije. Había pensado seguir profundizando en la cocina ecuatoriana, pero la verdad es que no podía más y opte por una mandarina, me la pelaron, que también es un detalle.
En resumen, comida ecuatoriana casera, abundante y  contundente  por solo 10,50. Una experiencia.
NATXOS
Domingo Beltran 45 Vitoria-Gasteiz
TF: 943042268


 








ARENALDE O COMIENDO POR AMURRIO ( AMURRIO)


Mi intención inicial era hablar del menú del día del restaurante Arenalde en Amurrio, pero echando la vista atrás recuerdo haber comido menús en al menos siete restaurantes de dicho pueblo.

Así que por una vez y sirviendo de precedente hare una clasificación, no por calidad -ya que solo hablo de aquellos restaurantes en que he comido un buen menú- sino por su carácter mas o menos popular. Puesto que hay muchos blog y páginas dedicadas a la gastronomía con clasificaciones supuestamente "objetivas" aquí va la mía, tan objetiva como aquellas. Así que pondré en marcha el Corbatometro: índice que mide el carácter más o menos "popular" de un sitio a partir del número de corbatas que se pueden encontrar:



1.-ARENALDE

2.-EL REFOR.

3.-DANI

4.-REMIGIO

5.-OKELURI

6.- IARRITU SAGARDOTEGIA



El menú del día tiene un precio muy similar en todos, salvo el IARRITU que aunque es último en el corbatometro, al tratarse de una sidrería el menú es lógicamente de precio más elevado.



Respecto al Arenalde, líder de la clasificación y protagonista de esta entrada decir que es el restaurante más formal. Situado en un precioso caserío vasco perfectamente restaurado, es protagonista de buena parte de las bodas del Valle de Ayala. Se come muy bien a la carta y también dispone de un menú del día por un precio de 13 euros. Camareras con traje típico vasco, comedor elegante y mesas con mantel y servilleta de tela, que siempre hacen la comida más agradable.

Comí guisado de lentejas, atún encebollado y cuajada dentro de un menú de comida tradicional.

Los platos no daban mucho margen a florituras, las lentejas estaban bien guisadas, con el buen sabor que le aportaba el chorizo y el atún estaba en su punto, por comentar, últimamente se ve mucho en los menús del día, supongo que por alguna razón ha bajado de precio.

En definitiva un menú más  que correcto  con un ambiente y servicio muy agradables.
www.arenaldemaitea.com




LANDETA SAGARDOTEGIA ( AZPEITIA)



De joven o de viejo he ahi la cuestión. Este dilema casi hammletiano te lo puedes plantear si hablas con un argentino, para sus asados prefieren la carne de ternera - impresionante calidad la del ganado argentino- mientras que casi desprecian nuestra carne de " vaca vieja", carne podrida como me dijo un bloguero argentino, en fin, para gustos.


El caso en que en un rincón de Euskal Herria tienen resuelta la cuestión, se valora lo mismo la chuleta " de joven" como la "de viejo', ya que las dos opciones - al mismo precio- se pueden encontrar en los restaurantes de la zona de Azpeitia y Azkoitia.


Hoy el destino me llevó a LANDETA SAGARDOTEGIA, hay un menú del día de 10 euros donde me llamó la atención el corzo guisado, pero al final opte por el menú de sidrería en versión reducida, sin bacalao con pimientos, ni nueces y también con precio reducido ya que con café me costó 21 euros.


El restaurante dispone de tres ambientes (que fino me ha quedado): la barra y sus mesas, el comedor formal con decoración y mobiliario tradicional, manteles de algodón blanco y servilletas salmón y al fondo el comedor de sidrería, mesas corridas sin mantel, servilletas de cuadros rojos y blancos (como debe ser) y las kupelas para poder uno mismo escanciarse la sidra, que también las puedes usar si estas en el comedor formal.


El menú reducido constaba de tortilla de bacalao, chuleta, queso con membrillo y sidra sin límite.


La tortilla espectacular, buen tamaño, jugosa y con un bacalao de muy buena calidad, en la foto de la "disección" de la tortilla se puede apreciar.


La chuleta de viejo, muy bien de sabor, aunque claro en estos casos el tamaño si importa y para ir a una sidrería es mejor ir acompañado por aquello de que compartir una chuleta grande siempre sale mejor.


El problema la sidra... me sonaba Landeta de haberla tomado embotellada en algún otro sitio y por eso me anime a entrar, sobre todo por la sidra.... pero no estaba buena... estaba espectacular. Un toque ácido y refrescante pero también un matiz  afrutada, un equilibrio perfecto, al menos para mí.











CASA SABINA -EL MENU DEL DIA ( LA ARBOLEDA)



No es la  primera ni la segunda vez que hablo de Casa Sabina en La Arboleda, pero esta vez no hablare ( solo) de sus alubias, sino del menú del día que ofrecen entre semana por el módico precio de 10 euros.


Comida tradicional en la que por supuesto no pueden faltar las alubias, aunque sin todos los sacramentos que la acompañan en el menú de Alubiada. Pedí de primero alubias - como no- y de segundo bacalao frito, de postre cuajada.


Las alubias buenas, lógico tratándose de Sabina y de La Arboleda, aunque las he comido mejores. Alubias enteras, tiernas, caldo espeso y de buen sabor, un poco de panceta y chorizo para darle alegría, guindillas por supuesto, un plato que se comía a gusto, tanto que tuve que pedirle que me retirar la fuente para evitar tentaciones.


De segundo el bacalao, lo mejor de la comida, que es mucho decir tratándose de un modesto menú de 10 euros y comparándolo con las alubias, el plato estrella de la casa. Una base de patata panadera crujiente, sobre ella un taco de bacalao frito de unos dos dedos de grosor de muy buena calidad, cubierto todo con una piperada con langostinos que me recordaba el sabor de la salsa americana, plato no muy complicado pero con todos sus elementos en su punto.


De postre cuajada, de oveja por supuesto.


Todo por 10 euros (entre semana), en un comedor tranquilo, con servilleta y mantel de algodón de un blanco inmaculado y un servicio atento y agradable, que más se puede pedir.









RESTAURANTE SIDRERIA EL HORREO ( VITORIA -GASTEIZ)



Primero divise una bandera asturiana, luego un hórreo ¿Un hórreo asturiano en Vitoria?, tenía que ser un restaurante y efectivamente eso era o mejor dicho un centro asturiano. Por su situación, al borde de un  parking en el barrio de Lakua y por su forma, un gran pabellón de madera, tenía un aire a restaurante de carretera. Me acerque a la entrada, disponia de carta, menú del día por 12 euros y menú hórreo, este ultimo mínimo dos personas,  lógico ya que es la forma de poder servir una chuleta de buen tamaño que como vi a unos comensales, tenía muy buena pinta. Iba solo así que opte por el menú del día: alubias blancas, carne guisada y cuajada. El menú no daba pie a muchas florituras, comida casera bien preparada y en cantidad más que suficiente.


Vamos que esta entrada no propone una “experiencia gastronómica” sino que  es más bien de "servicio público": un sitio amplio donde dan bien de comer a un precio razonable y junto a un inmenso parking a la entrada de Vitoria. Por cierto, antes del parking la zona me imagino que ser un campo de cultivo, menos mal que lo taparon, en una ciudad tan "verde" como Vitoria ya serian demasiadas zonas verdes...