miércoles, 30 de octubre de 2013

BAR ESNEITZA ( LEGUTIANO)

Cuando me senté a la mesa vi un plato de guindillas que supuse eran del comensal anterior, inmediatamente las asocié con las alubias rojas... Mmm no empezaba mal la cosa, pero cual fue mi sorpresa al comprobar que en el menú no las había, lo que seguí allí era el plato de guindillas, pequeñas, con un chorro de aceite ( muy bueno como vi después) y sal gorda, junto a ellas un pequeño cuenco para los rabitos y un palillero. Lo mismo que había en todas las mesas tanto llenas como vacías. Una vez que empece no pude parar hasta dar cuenta de casi dos docenas de diminutas guindillas, con un punto de picor y el agradable sabor del aceite. Le pregunte al dueño por su procedencia y no quiso responderme " otro día más tranquilo te cuento y tráete un taper".
Respecto al menú, casero, sin florituras, comí lentejas, albóndigas y flan. Correcto  sin más. El mantel y la servilleta de tela, se agradece. El servicio raaaapido y amable, aunque no quiso decirme el secreto de las guindillas. 
No se sí las sirven fuera del horario de comidas, pero es una de esas cosas que distingue a un bar de los demás.







martes, 29 de octubre de 2013

URRUTXUKO ERRETEGIA ( MUXIKA)

A la sombra del Oiz, en la Bizkaia profunda se encuentra URRUTXUKO ERRETEGIA.  En un cruce de caminos ejerce entre semana una especie de servicio público dando de comer a sus escasos clientes, si en siglos pasados fueron arrieros y leñadores ahora atiene a trabajadores de Iberdrola y algún viajante como yo.
Los fines de semana abre su amplio comedor para atender a los vecinos de la zona y algún turista despistado para que disfruten su comida casera, contundente, basada en la materia prima, en muchos casos de origen local.
Entre semana dan menús por 10 euros ( 11 con café) en el bar, en unas  pocas mesas , en un ambiente intemporal, que si no fuera por la pantalla plana del televisor nos podía trasladar a décadas o siglos anteriores. Incluso el agua contribuirle a crear ese ambiente alejado del siglo XXI, en lugar de la típica botella de plástico te la sirven en una jarra de cristal con cubos de hielo, pero no se trata de marketing sino seguramente para ahorrar costes innecesarios.
Respecto al menú, comida casera, variada y cocinada con cariño. A lo que hay que añadir que muchos de los ingredientes son de procedencia local. Comi pencas rellenas, no de bote sino de huerta  como se ve en la foto, filete con patatas y pimientos y tarta de manzana casera, templada, jugosa, con una manzana algo ácida que contrasta con el dulzor de la crema.
Una comida agradable en un ambiente tranquilo. Ah! Y para desconectar totalmente sin cobertura telefónica.






lunes, 14 de octubre de 2013

MEC-MEC (SOPELANA)

Un referente en comida rápida de la Margen Derecha, MEC MEC cuenta con establecimientos que cubren la zona desde Erandio a Barrika.
Respecto a los platos se nota que detrás hay cocineros con una gran formación que dan a la comida rápida rápida grandes dosis de calidad. 
Aunque nació con vocación de pizzería, Para mi la estrella de la casa son las hamburguesas, todas con carne de Eusko-label y sobre ellas la reina, la hamburguesa XXL con 300 gramos de carne y como dice la carta, doble de todo.
Pero es que además puedes elegir comida de cervecera: tortilla de patatas, pollo, codillo, pimientos verdes...., pasta casera, pizzas, comida China, sushi,postres caseros... En definitiva comida de todos los tipos para no dejar descontento a nadie.
La hamburguesa de la foto es, como no, la XXL.


viernes, 11 de octubre de 2013

EL PINCHO DE LANGOSTINO

Quiero hacer aquí mi particular homenaje a un clásico como es el pincho de langostino. Todavía recuerdo cuando de niño me ponía de puntillas y agarrado a la barra de los bares intentaba encontrar mi particular tesoro, si lo detectaba no había quien me parara y hasta que no caía uno no dejaba de pedir ! Pincho de langostinoooo!. 
En tiempos en que los langostinos se reservaban para las celebraciones y los espárragos no venían de Perú o de China, el pincho de langostino era para mi todo un lujo.
Desgraciadamente ya no es tan avitual como antes, en las barras de postín se considera un pincho de segunda y en el resto de establecimientos o no aparece o  se encuentra adulterado con surimis y similares.
Ya va siendo el momento de reivindicar el pincho de langostino, como en su momento le ocurrió a la gilda que incluso posee una competición dedicada a ella en Bilbao. 
En primer lugar el término pincho o banderilla debe aplicarse a  lo que va ensartado en un palillo y se puede coger con una mano. Un pincho no es una cuchara con algo dentro, ni un bocadillo,ni un mini plato que se degusta con cuchillo y tenedor. Y es que hablando estrictamente de pinchos, ninguno es comparable al de langostino, un perfecto maridaje de texturas y sabores, de mar y tierra, una combinación que estalla en la boca con cada mordisco. 
Respecto a los ingredientes, para mi, solo hay cinco posibles: langostino pelado, medio huevo de gallina, punta de espárrago ,una aceituna y salsa mahonesa.
Respecto a la disposición de los ingredientes también hay unas reglas claras: primero el langostino pinchado por el medio y adoptando una forma de media luna en la que se encaja el  huevo con la yema para arriba, sobre este una cantidad generosa de mayonesa, a continuación una punta de espárrago y para terminar una aceituna reyena de anchoa. La disposición no es arbitraria sino que tiene un sentido claro y es colocar los dos ingredientes más blandos ( huevo y espárrago) entre los de carne más firme ( langostino y aceituna), de forma que los fijen al palillo y que cuando lo cojamos con la mano, el huevo no giré en el palillo con el consiguiente peligro de que la mayonesa y la yema acaben sobre nosotros.
Una última característica a destacar: es un pincho que se sirve frío. Lo cual permite conservar sus características óptimas durante más tiempo que las preparaciones ( que no pinchos) que se suelen ver en las barras, las cuales se elaboran calientes y salvo que  las sirvan nada más cocinadas, deben ser recalentadas en un microondas con la consiguiente perdida de cualidades: un rollito de calabacín  relleno de hongos con salsa de píquillos y virutas de jamón puede estar fantástico nada más cocinado, al cabo de una hora lo que ha perdido de crujiente lo ha ganado de grasiento y el paso por el microondas lo único que consigue es resecarlo aún más.
Como veis este artículo no va acompañado de la correspondiente fotografía, sigo buscando mi pincho ideal, tal vez sólo sea un recuerdo de mi infancia. 

lunes, 7 de octubre de 2013

JATORRENA ( LABASTIDA)

En Labastida tenemos a uno de los restaurantes clásicos de La Rioja Alavesa, tiene como basé la cocina riojana y los asados al sarmiento, las clásicas chuletillas de cordero lechal y el no tan clásico pero si riquísimo chuleton al sarmiento.
También tienen menú del día, clasico, riojana y contundente.
Hoy comí alubia blana ( parecen patatas a la riojana en cuanto a la salsa) carrilleras de cerdo y arroz con leche.
Otra opción en Labastida el Ariño, ya citado en este Blog y el López de Aguileta que creo que entre semana también tiene menú del día aunque a un precio superior.





jueves, 3 de octubre de 2013

ETXE-ZAHAR ( OIARTZUN)

Comer en Oiartzun es garantía de comer bien, en este caso ETXE ZAHAR un local situado en el centro del pueblo que además de carta y menú de sidrería tiene un menú del día por 10 euros en que se deja ver la mano de un buen cocinero, comida tradicional sin florituras, bien resulta y con productos de calidad, comí revuelto de morcilla, muy buena combinación de la cebolla y puerro del embutido, con pimiento verde y huevo, de segundo cogote de merluza, en su punto y de postre crep relleno  de compota de manzana casera con miel, café con leche y sidra todo por 12,50.




miércoles, 2 de octubre de 2013

DONGA ( VITORIA-GASTEIZ)

¿Porqué en determinadas cadenas de comida rápida aunque aparentemente hablen tu idioma nunca te dan exactamente lo que pides? Siempre hay queso donde no debía o la hamburguesa con doble de bacon carece de el, ¿porque nos tratan como ganado ? ¿Será parte de su estrategia de marketing?
Viendo cadenas como Donga pienso que se puede hacer comida rápida de otra manera y aunque es todavía un pigmeo,  en diseño de locales, carta, trato del personal, precios, etc nada tiene que envidiar a otros competidores nacionales o extranjeros. Sólo le falta el japimil para atraer a los más pequeños. 
Hoy sólo tome un "pintxo" y refresco, el café ( servido en taza de verdad) era gratis por pedir lo anterior. Total 3,5 euros.

EGIBIDE ( VITORIA-GASTEIZ)

EGIBIDE es el restaurante de la escuela de Hostelería de Vitoria y como sucede en estos casos tiene su lado bueno y lado malo. Salvando las distancias, es como encargar a un estudiante de arquitectura que diseñe tu casa, aunque claro, el riesgo es menor.
Mi intención era probar el menú del día ( 11 euros) pero me liaron y termine con el menú degustación ( 22). En general muy bien aunque claro, en algunos casos se nota que en la cocina también hay estudiantes.
El restaurante esta juntó al parking de Mendizorroza lo que supone disponer de un aparcamiento amplio y gratuita, lo que nunca esta de más.