viernes, 20 de diciembre de 2013

LOLA ( BERANTEVILLA )

Para situarnos y por si alguien no quiere mirar el GPS, decir que Berantevilla esta en ALAVA, muy cerca de la salida de Zambrana en la autopista vasco aragonesa.
El restaurante Lola tiene dos versiones y dos locales , la de menú del día - más propia de este blog- y la de carta.
Pero estas fechas tan señaladas se merecen la segunda versión y más con la compañía apropiada.
Para empezar el comedor, amplio, líneas sencillas, la iluminación  justa, directa sobre las mesas, en el fondo del comedor destaca una bodega acristalada  en la que se puede  observar una amplia selección de vinos. Frente a ella la sala de fumadores con unos enormes sillones de cuero blanco visibles desde el comedor a través de una pared de cristal.
Respecto al servicio, perfecto, nos relato  el menú al principio de la comida y fue describiendo los platos a medida que los servía, el ritmo del servicio fue adecuado y cada plato se sirvió justo después de acabar de recoger el arterior. 
Respecto a la comida, nos habían preparado un menú compuesto por cuatro entrantes, plato principal a elegir entre varias opciones de carne y pescado, un postre y con el café unos petiflus que eran como tres mini postres, esto junto con agua y un reserva de Rioja nos salió por un total de 45 euros el comensal.
El primer entrante patata brava ( un cilindro de patata relleno de una salsa de tomate y cubierto de alioli) crema de hongos y croqueta de carne, segundo entrante un plato complejo del que no recuerdo el nombre pero si que destacaba una crema helada de albahaca de un sabor intenso, tercer entrante cola de cigala con yema de huevo  y migas, según nos indicó la camarera una vez troceada la cigala la mezclamos con la yema y las migas el resultado espectacular - una de las comensales dijo que se sentía emocionada- el último entrante arroz cremoso de perdiz y sepia, por ponerle una pega.... demasiado abundante teniendo en cuenta lo que nos faltaba. Por ultimo un plato principal a elegir, la mayoría optamos por Chuleton de vaca gallega para dos ( 1.200 gr), acompañado de patatas y pimientos, una de las comensales opto por lomo de lubina sobre cama de verduras.
De postre helado de chocolate de dos sabores, café y Petiflus que eran una especie de mini postres: irlandés, gominola de Txakoli, y Mouse de chocolate. 
Pero lo mejor de todo no se paga con dinero, ni la sala ni el servicio ni la comida, lo mejor no estaba en la carta ni sobre la mesa, sino alrededor de la misma, la compañía de unos buenos amigos que hicieron que la velada fuera inolvidable. 
Feliz Navidad compañeros.


 










miércoles, 11 de diciembre de 2013

SILKEN BISTRO ( VITORIA-GASTEIZ)

El restaurante Silken Bistro esta situado en el Hotel Silken Ciudad de Vitoria, situado en el centro de la capital Alavesa,  muy cerca de la catedral nueva.
Por una vez haré una excepción y aunque el menú supera por poco los 20 euros, el sitio lo merece. Un comedor amplio y agradable ideal para una comida de trabajo, un servicio esmerado y muy profesional, escuchar al camarero ( Oskar) describir detalladamente  los diferentes platos y su proceso de elaboración nos desato aún más el apetito. Para terminar y lo más importante, una carta amplia, con platos de alta cocina bien presentados y mejor resueltos. Decir que una de las mejores cosas era el pan, no es desmerecer la cocina sino una muestra de que el menú estaba cuidado hasta el mínimo detalle.
Yo comí un aperitivo de crema de garbanzos, entrante de alcachofas frescas con crema de foie y trufa , morros con callos al estilo tradicional y torrija caramelizada con Helado. 






martes, 10 de diciembre de 2013

GEORGES AND CO ( BAIONA)

Gracias a nuestro corresponsal en Iparralde nos llegan noticias del Georges and Co, un Bar à huîtres ( bar especializado en Ostras) situado frente al mercado de Baiona. Hace poco hablaba de EL PUERTITO, un concepto similar situado en La calle García Rivero de Bilbao, digo similar porque por las fotos que me envían el Georges And Co. se ajusta a lo que es común en toda Francia, donde las ostras no son un artículo de lujo, hay una amplia variedad de tipos, tanto por su procedencia como por su tamaño y aunque los precios varían, siempre se puede comer una docena a un precio razonable.
Un concepto de consumo que todavía no a traspasado a este lado de la frontera, pero con el tiempo llegara, como llegará el consumo de Moules Frites, esa especialidad de procedencia Belga basada en pequeños mejillones con patatas fritas presentados con distintas salsas, pero de eso ya hablaremos otro día.