miércoles, 29 de octubre de 2014

ETXEBERRI ( LEZO)

Hoy como en el Etxeberri de Lezo y tengo pendiente el Etxeberri de Urretxu. Esto me sirve de excusa para intentar aportar un toque cultural a esta entrada. Etxeberri significa en euskera casa nueva, lo que no significa que la casa sea de reciente construcción sino que cuando la edificaron ( que puede ser hace 400 años) era el nombre que la distinguía de las casas del entorno, que a su vez tenían su propio nombre que las identificaba, como Hormaetxea ( la casa con paredes) para distinguirla de otras próximas que eran de madera o  Goikoetxea ( la casa de arriba). Tan importante era la casa que daba el apellido a los que en ella vivían y era el " solar conocido" que muchas generaciones después servía a los que llevaban ese apellido para demostrar su origen y su condición de hidalgos. 
Volviendo al Etxeberri de LEZO, esta tan reformado que realmente parece nuevo, en medio del campo, en una carretera local entre Irun y Lezo en que en pocos kilómetros encontramos el ELORTEGI, PATXIKU ENEA y algún jatetxe más.
Cuando llegue el aparcamiento estaba lleno, buen síntoma, cuenta con dos comedores amplios, uno de ellos con vistas al monte Jaizkibel, el servicio muy atento y rápido, el menú bastante tradicional y con suficiente variedad y claro, si lo pongo aquí es porque me gusto.
De primero ensalada mixta,  vainas,  risoto de setas y hongos y espaguetis, de segundo  manitas de cerdo, bonito a la plancha o con tomate, pollo asado y txipirones a la plancha.  Pedí risoto y manitas de cerdo. El risoto estaba muy sabroso, tenía muchas setas aunque pocas eran hongos ( tampoco esperaba más en un menú de 12 euros) pero el sabor si que era a hongos, de segundo estuve a punto de pedir bonito por aquello de la cercanía al mar, pero finalmente opte por las patas de cerdo, esperaba unas manitas con salsa vizcaína, tenía curiosidad ya que no es una salsa ni fácil ni barata tratándose de un menú, pero me quede con las ganas, se trataba de algo parecido a una salsa española o como un amigo muy guason la suele llamar " salsa estatal", el caso es que estaban ricas, en su punto correcto de cocción y con buen sabor, supongo que esperar salsa vizcaína en un menú y encima en Gipuzkoa era mucho esperar.
De postre arroz con leche, tarta de queso, flan y cuajada.... todo casero.... muy rico.... ! vale me rindo! pero ya que voy a pedir menú opte por el más ligero, la cuajada, que realmente estaba muy buena, de leche de oveja, claro y tibia, lo que permite apreciar el intenso sabor de la leche. Con café y sidra un total de 14 euros.
Observe que otros comensales pedían carta lo que me llevo a hecharle un vistazo: pescados, merluza rellena ( la especialidad), txuleton de vaca vieja, cordero del país, menú de sidrería.... me lo apunto.
Bueno, al meter las fotos me ha vuelto a pasar, cogí con tantas ganas la cuajada, que esta vez no fotografié ni el tarro vacío.





martes, 28 de octubre de 2014

NEW SCALA ( SANTUTXU-BILBAO)

Santutxu es un barrio de Bilbao, un barrio con mucha personalidad y una variada oferta comercial y hostelera, tiene unos 50.000 habitantes, tantos como alguna capital de provincia pequeña, pero con lo que apenas cuenta es con restaurantes de menú del día, fuera de algún chino o alguna pizzería la única opción parece estar en las barras de los bares en los que - eso si- la oferta de pintxos es en muchos casos abundante y de calidad.
Pero como no me gusta comer de pintxos me dispuse a investigar y con ayuda de la correspondiente App encontré lo que buscaba, y no sólo uno sino que encontré dos, en la plazoleta Músico Arambarri 2 frente a frente dos grandes locales con el mismo nombre : NEW ESCALA.
Entré en el primero de ellos, la decoración era espectacular, con un enorme árbol frente a la barra, según me indicaron, hoy el menú lo daban enfrente.
El segundo local era igualmente amplio y con una cuidada decoración, una vitrina con unos grandes chuletones... pero estaba sólo y con un menú del día era suficiente. La decoración muy cuidada, una colección de balanzas y pesos interminable cubría las paredes y las mesas parecían eran como un trozo de barra de bar, de mármol blanco y con un grifo de cerveza incluido, no funcionan claro, aunque quien de resiste a intentarlo!!. El servicio muy atento y el menú correcto tirando a bueno. Por 9,50 euros la combinación de local, servicio y menú es seguramente la mejor de Santutxu. 
Comí ensalada de bacalao y chaca, correcta , huevos con jamón y patatas, muy ricos y venciendo la tentación y para compensar el " aporte calórico" del segundo plato, no pedí postre.








MUSEO DEL ÓRGANO ( VITORIA-GASTEIZ)

En Vitoria hay varios restaurantes vegetarianos y uno de los más recomendables es el Museo del Órgano ( no conozco el origen del nombre), El comedor es pequeño y agradable y el servicio correcto,  y como suele ocurrir en otros vegetarianos muy rápido. Ell agua es del grifo y el pan integral como en otros vegetarianos. La diferencia está en lo que sale de la cocina y la verdad es que esta todo muy rico.
De primero vi que la mayoría de comensales optaban por el bufet de ensaladas, la verdad es que me tentó, pero como no tenía ganas de esperar opte por la avena,  ¿he pedido avena? estoy cansado y hambriento y ya no se ni lo que pido ¿avena? como si fuera un burro... afortunadamente lo que me trajeron parecía - y sabía- como un risoto cremoso, con dados de calabacín y unos granos de avena tiernos por dentro que explotaban al masticarlos. De segundo sopa ( casi puré) de vegetales y de tercero timbal de puerros con yema de huevo. Como en los restaurantes vegetarianos suelen hacer los postres, no me pude resistir al crep de plátano, el creo era de arina integral, tierno y con un relleno de compota de plátano. 
Abren de lunes a sábado y por lo que pude ver si vas en un grupo grande, mejor reservar.

MUSEO DEL ÓRGANO
Manuel Iradier 80
tf: 945264048 
www.museodelorgano.com






miércoles, 22 de octubre de 2014

BRASERIA CAROLA ( BILBAO)

Como decía la bilbainada " pollo asau asau asau con ensala-ada..... ". pues eso y más cosas se pueden comer en Braseria Carola, un local sin muchas pretensiones, notese que es braseria y no asador, que hereda el local y lo que es  fundamental, el horno giratorio de brasa del anterior local de inspiración luso-brasileña. 
Un buen sitio si se quiere salir del tradicional pollo asado " al butano" y probarlo como lo hacen en Portugal: abierto, sobre una brasa de carbón vegetal y con una salsa más o menos ( a elección del comensal) picante.
Comi el menú de medio pollo con ensalada y patatas, bebida y postre por 10 euros.
El servicio se ve un poco bisoño, pero nada que no se pueda mejorar con un poco de experiencia.
Ah! y el pollo también se puede llevar a casa, 








martes, 21 de octubre de 2014

ASADOR MENDIOLA ( MENDIOLA, VITORIA)

El asador Mendiola, situado en el pueblo del mismo nombre esta instalado en un caserón del Siglo XVII y dispone de un amplio comedor donde predomina la piedra y la madera, tiene una terraza y también una especie de pajar abierto con mesas, zona esta última ideal para comer un buen Chuleton con amigos sin el peligro de ahumar a nadie. 
Además de disponer de una magnífica chuleta de vaca ( 38 e Kg) y una carta típica de asador, tiene entre semana un menú de 11 euros que aunque no muy largo permite disfrutar la tranquilidad del lugar, el buen servicio y la mano experta de un cocinero que incluso en los platos más sencillos demuestra su buen hacer. Aunque su especialidad son las alubias rojas ( dispone de un menú de alubiada) esta vez no estaban en el menú del día y me tuve que confirmar con unas alubias blancas de Navarra muy bien guisadas, con patatas y chorizo y un caldo denso y sabroso. De segundo costilla de vaca asada con patatas fritas, correcta la costilla y muy buenas las patatas y de postre se me planteó la duda entre pastelillos de crema y manzana y Mouse de chocolate ambos caseros,  me deje llevar por la camarera y creo que acerté, la Moisés tenía mucho sabor a chocolate y una textura esponjosa y nada babosa como algunas veces ocurre.
Un buen sitio para una comida de trabajo o para escapar del bullicio de Vitoria y tomar tranquilo el menú del día.









lunes, 13 de octubre de 2014

ITZIAR JATETXEA ( AIZPURUTXO/AZPEITIA)

Siguiendo la pista de un famoso bloguero catalán me dispuse a comer en el restaurante Etxeberri de ZUMARRAGA, cien años de historia desde una humilde sidrería hasta un hotel de postín, aunque viendo la fachada semicubierta de yedra, la entrada y la señora con uniforme que salió a atenderme....quizás su evolución se detuvo hace unos 30 años, que por otra parte también es un aliciente si la cocina - como me cuentan- es tan clásica como el local y ha sabido conservar lo mejor del siglo pasado.
El caso es que llegue a encontrar el sitio ( entre ZUMARRAGA y AZPEITIA), me informaron de que además de carta tenían un menú ( 20 e + IVA), pero que hasta la 1,30 no tenían  abierta la cocina. Desgraciadamente era la una y tenía prisa ( mal sitio para ir con prisa). así que al grito de volveré!   dirigí mis pasos hacia AZPEITIA.
En el camino me esperaba una alternativa gastronómica algo diferente,  ITZIAR JATETXEA, aunque siempre lo he conocido por su localización: AIZPURUTXO . Encajonado entre el monte y el río atiende a los viajeros que recorren el camino que une ZUMARRAGA y AZPEITIA, Podríamos hablar de comida rápida casera, que responde a las necesidades de los comensales: servicio rápido, comida abundante y casera en el mejor sentido de la palabra, se surte además de productores locales con lo que la calidad de los productos esta garantizada.
Comí alubias ( rojas salvo que se diga lo contrario), chuletas de oveja y cuajada.
Las alubias muy sabrosas, abundantes, con un caldo espeso y sin rastro de sacramentos ( tampoco guindillas lo que es una pena) pero en general muy ricas, las chuletas de oveja me llamaron la atención y las pedí, en otro lugar las habrían llamado cordero de pasto que queda más fino pero supongo que como el idioma común en la zona es el euskera, lo han traducido así, desde luego de ovino eran, carne muy sabrosa y claro, menos tiernas y más grandes  que el cordero lechal, me recordaron a la carne de corzo.
Los postres eran caseros y aunque me habían recomendado el Goxua, opte por la opción más ligera de pedir mamia ( cuajada ). Como tenía dudas respecto a la elección, pregunte a la camarera si la cuajada  era de leche de oveja, ella me contesto con una frase lapidaria " si no fuera de oveja no sería cuajada", la cogí con tantas ganas que no me dio tiempo ni a hacerle una foto. el menú con café fueron 9,5 euros, ¿habría comido el doble de bien en el Etxeberri?. En próximos días lo sabremos.
Ah, según me dicen la especialidad de la casa son las chuletas a la parrilla, sobre todo los fines de semana.
Cuando hablamos de chuletas sin apellido nos estamos refiriendo al vacuno  claro, aunque en la zona de AZPEITIA y AZKOITIA se valora igual la chuleta de ganado mayor y la de ternera, presentes en las cartas de todos los restaurantes y a un precio similar, aunque de las chuletas del AIZPURUTXO espero poder hablar otro día.



domingo, 12 de octubre de 2014

REGRESO AL BAR EME ( BILBAO)

El Eme ha hecho reformas, pero que nadie se asuste, lo fundamental sigue como siempre. Cuando hablo de " lo fundamental" los de Bilbao ya sabemos a que me refiero, a los triángulos del Eme.
Cuando un local lleva 64 abierto y sirviendo siempre las mismas especialidades culinarias es que algo muy bueno hay detrás.
Porque si el Eme sirve menús del día, pintxos ( nada sofisticados y enormes), por lo que se le conoce en Bilbao es por lis triángulos, la receta es fácil ( aunque nadie la hace como ellos), pan de molde recién hecho en el mismo establecimiento, lechuga, jamón York, mayonesa casera abundante y una salsa secreta también hecha en el propio establecimiento que le aporta un toque de picante.
Recuerdo el espectáculo de la hora punta ( 1 -3 de la tarde) en que cada vez que la cocinera salía con una bandeja con varios pisos de triángulos, estos iban volando literalmente hasta que llegaba la vacía al final de la barra, ese espectáculo sólo se interrumpía por los gritos de algunos clientes: dos para llevar, cuatro para llevar, diez para llevar.
Ahora a cambiado un poco, con una zona específica para " take Away" que dirían los ingleses, con lo que ahora sólo hay que hacer la correspondiente cola, que muchas veces llega hasta la calle y decir: dos, tres o los que sea. El camarero ya no te los envuelve en el papel blanco de antaño sino en unas bolsas de papel ya preparadas aunque como siempre con la correspondiente bandeja y envoltorio de aluminio para que se mantengan frescos. Hay que comerlos cuanto antes, no se pueden dejar para el día siguiente.
Ah!  y como siempre los triángulos del EME siguen siendo cuadrados.







miércoles, 8 de octubre de 2014

RAMUNTXO BERRI ( DONOSTIA)

En el Ramuntxo Berri para ser una zona fina ( frente al Kursaal) dan un buen menú a un precio razonable, 12.30 con café. Aunque esta vez con las prisas y porque hacia buen tiempo me incline por la opción de la terraza y una oferta gastronómica más rápida, aunque me temo que no más ligera:, en la carta hay pintxos ( no me gusta comer a base de pintxos), tostas, bocadillos, hamburguesas...pero teniendo en cuenta que todo esta más rico con foie, que aunque parezca una reflexión de Homer Simpson, es mía, pues elegí Huevos de caserío con patatas panadera y foie.
La ración de foie fresco a la plancha más que respetable y el conjunto muy sabroso. Como recomendación para este plato, digamos que la fórmula del arroz a la cubana, hacer un revoltijo con huevos, foie y patatas, como diría un gastrónomo fino " un maridaje de texturas y sabores", visualmente feo, pero muy rico.






martes, 7 de octubre de 2014

ILLARRA ( DONOSTIA-SAN SEBASTIÁN)

Leyendo lo que el restaurante pone en su web, veo que coincide con lo que yo he observado y lo que me han contado otros, así que me limito a recoger lo que además de una declaración de intenciones es una buena definición del Illarra: " Un caserío con encanto, dónde se cuida con especial cariño la elección de los productos, premiado por sus excepcionales brasas, Illarra es un lugar que no puede dejar de visitar. Aquí se entiende el arte de comer bien, un lugar acogedor donde disfrutar de lo mejor de la cocina tradicional vasca con un toque creativo. La salud de los productos es un pilar básico en nuestra cocina, por ello utilizamos productos de temporada, de aquí."

Cuando entre  di un repaso a la carta .... chuleta 35 e/kg... mirada a la parrilla que hay frente a la entrada...mmmm tentación.... una voz en mi interior me decía " no, estas sólo y encima a régimen", junto a la carta veo el Menú Parrilla ....45e.... más tentaciones .... no, no, otro día... estas a régimen!!!!, haciendo acopio de todas mis fuerzas me dirijo al interior...¿tienen un menú más ligero?. Si claro, tenemos el Menú Tradición por 16 euros. Grrr que pena pensé...y pase al comedor.

Un comedor amplio y agradable, un servicio de sala correcto y eficaz ( para que más) y un menú  variado.

Pido Alubias de Tolosa al estilo tradicional, entrecot de ternera Eusko Label a la parrilla con ragout de setas, de postre cuajada de oveja lanza, sidra y cortado, total 18,43 e.

De entrante me sacan degustación de jamón ibérico "geminiano" cortado a cuchillo, como se ve en la foto la degustación fue muy generosa y el jamón muy rico ¿porque estará tan buena la grasilla del jamón ibérico?

Las alubias de Tolosa, pues de Tolosa, es decir con un sabor vegetal muy marcado,  aunque las de Gernika me gustan más ya que tienen, digamos más " sabor animal" por eso de que suelen ir acompañadas de sus sacramentos porcinos. Pero como alubias de Tolosa muy buenas, incluso mejores que las del restaurante Frontón de Tolosa, bueno aunque los de dicho pueblo realmente donde les gusta comer alubias es en  Albistur. 

Resulta curioso pero con las alubias de Tolosa pasa algo similar al vino de Oporto, las viñas están lejos de Oporto, Duero arriba y las bodegas enfrente de Oporto, en Vila Nova de Gaia. Con las Alubias mientras Tolosa se lleva la fama, las alubias vienen de los alrededores ( muchas de ALBIZTUR) y las indispensables guindillas del pueblo de enfrente ( de ahí lo de langostinos de Ibarra)

Volviendo al menú, junto al plato ( platazo ) de alubias una bandeja con un poco de berza y cuatro guindillas ( aquí se han pasado de finos) que donde caben 4 ( eso si muy ricas) cabe una docena.

De segundo el entrecot, medio entrecot de unos 4 cm de grosor jugoso y con un toque perfecto de parrilla. " como estará el menú degustación parrilla, me pregunto a mi mismo"

De postre cuajada de oveja, con sabor intenso como es lógico pero muy cremosa, en la foto se ve que la cogí con tantas ganas que desapareció.

MENÚ DEGUSTACIÓN PARRILLA

Surtido de verduras de nuestra huerta a la parrilla

Hongos a la parrilla con trufa

Txipiron a la parrilla sobre cama de cebolla

Merluza a la parrilla con patatas panadera

Taco de buey a la parrilla con pimientos de piquillo confitados

Torrija de bizcocho de pasas y naranja con helado de yogurth.