martes, 27 de enero de 2015

JAUREGI ( AIA)

Hay dos pueblos en Euskadi cuyo nombre sólo contiene vocales, son EA y AIA, ambos tan pequeños y pintorescos como su nombre.
AIA no está de paso a ninguna parte pero merece la pena acercarse por sus numerosos encantos, el Parque Natural de Pagoeta, agroturismos, queserías artesanas y sidrerías en las que se frabrica ( y bebe) sidra. Y claro, unos cuantos restaurantes.
Hoy hablare de Jauregi Jatetxra, frente a la iglesia, en el coqueto núcleo urbano de AIA.
El restaurante entre semana no tiene mucho movimiento, pero a pesar de todo tiene un menú muy resulton, mi elección  fue alubias rojas con chorizo, guisado de ciervo y pastel de manzana casero.
Las alubias muy buenas, enteras y con un caldo denso y oscuro , el sabor típico de las alubias de Tolosa, digamos que más " vegetal" que las de Gernika.
En ciervo mejor de lo que esperaba, es una carne muy magra que tiene a quedar seca y en este caso no era así, estaba muy jugosa, muy bien acompañada por una salsa de sabor intenso pero sin resultar excesivo.
Tratándose de un menú de 10 euros no se puede esperar mucho del postre, pero frente a los yogures de marca blanca que se ven en algunos sitios aquí pude elegir entre flan, cuajada, Tiramisu y tarta de manzana, todo casero, acerté con la tarta de manzana.
El menú se merecía un poco de sidra por lo que fuera del menú pedí una botella, lo que permitió probar la que hacen en la sidrería Satxota, buenísima. 
Junto con el café supuso una cuenta de 14,8 e.






viernes, 23 de enero de 2015

SAIBIGAIN ( BILBAO)

Tenía clara mi intención de comer en La Camelia, comer a base de sushi vegano, sano y ligero. Peeeeero se me cruzo en el camino el cartel del Saibigain, los platos más emblemáticos de la cocina tradicional vasca en un menú de 12 euros, ¿sería posible?. Pues si, comí alubias con sacramentos ( morcilla, chorizo y tocino) y chipirones en su tinta. Las alubias correctas tirando a buenas, los chipirones perfectos.
A lo anterior unimos un comedor agradable ( muy bonito el techo de madera), un servicio rápido y una mantelería de tela, todo por 12 euros.






miércoles, 21 de enero de 2015

SILKEN BISTRO ( VITORIA-GASTEIZ)

No es la primera vez que hablo aquí del Silken Bistro, el restaurante del Hotel Ciudad de Vitoria, pero hoy no tenía ganas de exploraciones gastronómicas y quería ir a lo seguro. Este establecimiento es céntrico, tiene un comedor muy acogedor y un servicio de sala impecable. El menú por unos 20 euros combina la tradición de la cocina vasca con los toques innovadores que le da el chef, un menú muy cuidado en el que no falta un buen pan crujiente, un buen aceite y un chupito que en este caso era de crema de Champiñón.
Entre ocho primeros y ocho segundos mi elección fue la siguiente, aunque más que el nombre del plato parece que estoy contando la receta completa: raviolis rellenos de Txangurro con tallarines de sepia en su tinta, de segundo canelones de cordero y manitas de cerdo, glaseadas al horno con cremoso de patata y reducción de su jugo, de postre mini torrijas con el helado de café.
¿Que como estaba todo? muy bueno, por eso está en este blog. Como dicen en la cocina japonesa, predomina el  " umani" que es algo así como el quinto sabor, que se podría traducir por agradable , sabroso. En resumen una apuesta segura.





sábado, 17 de enero de 2015

KAROLA ETXEA ( PUERTO VIEJO, GETXO)

A mediados del siglo XIX Getxo era poco mas de un nucleo rurar alrededor del Barrio de Andramari, un conjunto de caserios dispersos y en la costa, sobre el acantilado el barrio pesquero. Hoy todo a cambiado y el barrio pesquero tambien, los pescadores ya no estan y muchas de sus casas estan ocupadas por establecimiento hosteleros que hacen del Puerto Viejo una de las zonas de ocio mas populares de Getxo, especialmente los fines de semana.
Uno de esos establecimiento es Karola Etxea, la especialidad es- como no- el pescado, pero ademas de la carta, los dias laborables cuenta con un estupendo menu de 17 euros, ideal para una comida de trabajo ( o romántica) en un sitio tranquilo, con una preciosa decoracion y un servicio perfecto.
Comí hojaldre de ZAMBURIÑAS y rape a la plancha, de tarta de galletas.





RESTAURANTE PISCINAS ( GORDEXOLA )

Verano , playa, piscina ... que mejor que una paella. Pero ¿ porque solo en verano ?. En el bar Las Piscinas de Gordexola son especialistas en paellas y por encargo te las hacen todo el año. El sabado pasado el deporte escolar me hizo caer por alli y conté hasta cinco paellas al fuego y no eran precisamente pequeñas.
Entre semana tienen un menú del día con platos caseros y donde no suele faltar el arroz en cualquiere de sus variantes. Comí arroz con bacalao al horno ( me quede con ganas de garbanzos con callos como me recomendó un comensal) ,  chicharritos fritos y mandarinas.
El arroz abundante, sabroso, contundente ( con garbanzos y patatas) y un un agradable sabor a bacalao, los chicharritos como los pondría amatxu, muy fritos, crujientes pero sin exceso de aceite, me comi desde la cabeza hasta la cola. Lo del postre tiene su miga, había otras opciones de postres caseros, pero la familia que lleva el bar restaurante prodece de Castellón ( de ahí lo de las paellas) y además de comidas venden naranjas y mandarinas de su pueblo, las mejores que he comido nunca.





jueves, 8 de enero de 2015

RESTAURANTE TORRE IBERDROLA ( BILBAO)

Lo mejor del restaurante es que está en la Torre IBERDROLA, ya se, cuando se empieza hablando del sitio donde esta el local es porque poco más hay que destacar, en este caso es cierto. 
El restaurante tiene dos versiones el menú del día tipo self SERVICE por 10 euros y el ejecutivo por 25. El primero es una mezcla de cantina de empresa grande y restaurante de Ikea, un sitio de mesas corridas, decoración inexistente y gente que come rápido para volver al trabajo, muchos llevándose para arriba una pieza de fruta o el botellín de agua o incluso el bollo de pan ( para cenar). La comida correcta para ser un catering en que todo esta recalentado, menos el bufet de ensaladas claro. Tal vez lo peor que les puede pasar a los que comen allí es que se encuentren con un jefe o compañero que no sea de su agrado y por obligación se tengan que poner a comer con el. 
Pero entonces... ¿qué tiene de bueno este sitio?, pues eso, el sitio. Una arquitectura espectacular, un comedor de paredes acristaladas llenas de luz natural ( Lógico tratándose de IBERDROLA) y si sólo quieres fisgar un momento por 11 euros tienes el mismo menú para llevar. 
Respecto a las vistas, que nadie espere maravillas, el comedor esta en la primera planta, pero que más se puede esperar por 10 euros.






domingo, 4 de enero de 2015

MERENDERO EL VIVERO ( BILBAO)

En estos días de excesos gastronómicos se agradece un poco de ejercicio y una comida más sencilla. Que mejor que un paseo por los búnkers del Cinturón de Hierro, que setenta años después de la guerra civil sigue conservando buena parte de los túneles y trincheras que rodeaban Bilbao. Con una temperatura de dos grados el ambiente en los túneles parecía tan inhóspito - aunque menos peligroso- que el que sintieron los defensores de Bilbao en julio de 1937. 
Después del paseo y un partido de pala en el frontón del parque , lo que apetecía es un poco de calorcito y algo de comer y justo para eso teníamos el merendero de  El Vivero. La comida sencilla, propia del lugar: huevos con chorizo o huevos con morcilla o huevos con panceta. Los fines de semana por encargo ponen - según me cuentan- unas buenas alubiadas a 12 euros por barba. 
En un ambiente propio de un refugio de montaña y con una comida sencilla se puede estar tan a gusto y todo a un quince minutos del centro de Bilbao.
El " menú" que deguste tan sencillo como " exclusivo": caldo con picatostes, huevos con lomo y bollo de mantequilla untado en café con leche.








COPPOLA ( BILBAO)

Hay muchos italianos en Bilbao, tanto individuales como franquicias varias, pero el Coppola me ha gustado especialmente. El ambiente,la decoración y la música resultan muy acogedores, a lo que también ayuda el trato cercano del personal. Respecto a la comida, tienen opción de carta y un menú del día de 11 euros. En la puerta tienen un cartel que con mucha gracia pone " menu para dos compartido, 11 euros por persona, es un lío, mejor te lo explicamos dentro".
Como éramos tres nos dejamos orientar por la camarera ( muy maja) y pedimos un plato de pasta, una ensalada y pizza, dos postres, agua, cocacola y cafés, por hacer un poco de gasto pedimos también un tinto  italiano ( 14 e) correcto pero prescindible.
La pasta eran fiocci ( saquitos) rellenos de pera y ricotta con salsa gorgonzola, muy bueno el contraste de dulce y salado y una crema de gorgonzola con buen sabor pero sin tapar el de los fiocci. Una pasta diferente y muy rica.
La ensalada coppola tenía una mezcla de lechugas ( desconozco si floret) espinacas, champis, laminas de pera ( si más pera, esta comida fue la pera), crujiente de jamón y parmesano, una ensalada diferente, fresca y muy sabrosa con el contraste de sabores y texturas.
La pizza no recuerdo el nombre ( en la carta hay 18 tipos) pero como nos dijo la camarera era grande ( unos 40 cm) pero muy delgada, con lo que no se hizo nada pesada y fue el broche perfecto para un gran menú.
De postre pastel de queso y Tiramisu, como el resto de platos, caseros y muy ricos.
En total para tres personas fueron 60 euros y tejiendo en cuenta que en el vino se nos fueron 14 la verdad es que el precio es muy razonable para lo bien que comimos.

Además, Por lo que me dicen una vez finaliza el horario de cenas el Coppola se transforma y cambia a una bar de fiesta para disfrutar de buenos temas musicales acompañados de buenas copas. Para este fin de semana tenían anunciada una actuación en directo.
Una última cosa, si sólo se quiere tomar un café, el precio de un café con leche en taza tamaño Bilbao ( ver foto) es de 1 euro que viendo los atracos a que nos someten en otros sitios mucho peores es de agradecer.