domingo, 4 de enero de 2015

MERENDERO EL VIVERO ( BILBAO)

En estos días de excesos gastronómicos se agradece un poco de ejercicio y una comida más sencilla. Que mejor que un paseo por los búnkers del Cinturón de Hierro, que setenta años después de la guerra civil sigue conservando buena parte de los túneles y trincheras que rodeaban Bilbao. Con una temperatura de dos grados el ambiente en los túneles parecía tan inhóspito - aunque menos peligroso- que el que sintieron los defensores de Bilbao en julio de 1937. 
Después del paseo y un partido de pala en el frontón del parque , lo que apetecía es un poco de calorcito y algo de comer y justo para eso teníamos el merendero de  El Vivero. La comida sencilla, propia del lugar: huevos con chorizo o huevos con morcilla o huevos con panceta. Los fines de semana por encargo ponen - según me cuentan- unas buenas alubiadas a 12 euros por barba. 
En un ambiente propio de un refugio de montaña y con una comida sencilla se puede estar tan a gusto y todo a un quince minutos del centro de Bilbao.
El " menú" que deguste tan sencillo como " exclusivo": caldo con picatostes, huevos con lomo y bollo de mantequilla untado en café con leche.








4 comentarios:

  1. ¡¡Menudo desayuno invernal!! ¡¡Así te cuidas!! Me quedo con el caldo y el fuego, en este día tan frío, me irían de perlas. Pregunta: de los 4 platos de huevos y lomo o panceta, sólo te comiste uno o dos, ¿verdad?

    ResponderEliminar
  2. Yo me comi el de lomo, los otros eran para mis hijos que también tienen buen saque.

    ResponderEliminar
  3. Pues será comida humilde, pero los huevo fritos tienen muy buena pinta, con puntillita y todo!

    ResponderEliminar
  4. Comí mucho más agusto que en algunos restaurantes finos, aunque también ayuda la compañía y el paseo previo a 2 grados.

    ResponderEliminar