viernes, 10 de abril de 2015

CAL GANTXO ( MASMOLETS )


La vocación de este Blog es mostrar restaurantes de Euskadi donde comer un buen menú del día por un máximo de 20 euros. Partiendo de eso vamos a hacer una excepción y hablaremos de un menú que no es vasco ni cuesta menos de 20 euros, la razón es que el menú y también el sitio se lo merecen.

El menú calçotada es típico de Cataluña y tiene su origen en la zona de Vals en Tarragona, siendo uno de sus mejores representantes Cal Ganxo, del que hablaremos a continuación. Espero que si hay alguna imprecision, algun amable lector catalan me corrija.

Pero antes hay que hablar de los calçots, la base de este menú. Como el tema es muy interesante me remito a PAISGOURMET y resumiendo, son un tipo de cebolla que se cultiva en los últimos meses del invierno, lo que marca la temporada de dichos menús, aunque con el creciente éxito se tiende a alargar más allá de Semana Santa, curiosamente la temporada coincide en buena parte del tiempo con la del menú de sidrería ( de las sidrerías de verdad).

Pero la mejor forja de explicarlo es describir el menú de Cal Gaxo, posiblemente el mejor restaurante para comer una calçotada. Elegimos el menú completo, para beber nos sacaron un porrón de vino y agua, supongo que la bebida es ilimitada aunque con el porrón nos sobro, luego nos sacaron pan y unas aceitunas, un plato a cada uno y una cuenco con salsa romesco (aparte había otro más grande), para cada dos un plato extra que nos iban cambiando a medida que se llenaba de peladuras. En medio una gran teja de barro que nos llenaron con un manojo de calçots (unos 30) envueltos en papel de periódico, los calçots están asados al sarmiento por lo que el exterior esta quemado ( el olor en la ropa nos recordara los días siguientes donde hemos comido), para pelarlos se cogen por las hojas y se tira de la mitad para abajo apretando fuerte con la otra mano, nos recomendó el camarero que tiráramos de arriba para que nos quedáramos sólo con el núcleo ya que al ser el final de la temporada los calzots eran muy gruesos y la parte exterior más dura. El centro muy tierno y con un ligero sabor entre cebolla y puerro se unta en la salsa romesco. Mención aparte merece esta salsa, el otro ingrediente clave del menú, es una salsa compuesta de tomate, ñoras, aceite de oliva y frutos secos, en el caso de Cal Gaxo el romesco esta tan increíblemente rico que te podrías comer hasta una piedra untada en salsa.

A medida que vas comiendo te van retirando las peladuras y cuando terminas un paquete te sacan otro, en principio sin límite, aunque nosotros éramos cuatro y con tres paquetes tuvimos más que suficiente, así que cayeron más de 20 calçots por barba.

Después nos limpiaron la mesa ( y nos quitamos el babero) con lo que pasamos al siguiente plato, una parrilla con chuletillas de cordero, butifarra y una fuente con monyetas ( alubias blancas fritas) rodeada por morcillas de verdura y alcachofas asadas. Salvó las alcachofas que no tenían apenas corazón, el resto estaba francamente bueno, tanto en calidad como en su punto de cocinado y con el atracón que nos habíamos dado antes no pudimos acabar con la segunda parte y eso que nos sacaron una botella de cava - muy rico- para ir pasándolo.

De postre un plato con rodajas de naranja y una gran fuente de crema catalana, que viene a ser una natillas más espesa con la superficie tostada, muy buenas aunque ya estábamos al límite. En resumen, Cal Gaxo, calidad y cantidad por 36 euros/ persona y un olor a humo que no se nos quitó en dos días.






4 comentarios:

  1. Jooooooooooooooooooder, así vale la pena salir del país vasco y pagar más de 20 euros. Esa Crema Catalana tiene poder, esas costillas, tienen poder, pero la manada de calçots, no tiene precio. Por cierto, Valls, no Vals (que es el baile ;-))

    ¡Me lo apunto, desde luego!

    ¿Qué me dices del cava?

    ResponderEliminar
  2. pues estaba todo buenísimo y aunque no soy muy experto en cavas la verdad es que estaba muy bueno.
    Si puedes vete, yo estuve en Enero en una comida de mi empresa y estuvimos comiendo en lo que era el antiguo molino, entre prensas y ruedas de piedra, muy chulo.
    Un comentario sobre las alubias, las había comido así otras dos veces y no les veía la gracia, comparándolas con las de Euskadi, pero las de este sitio estaban muy bien fritas y entraban de miedo, aunque no me las pude acabar después del atracón de calsots.
    Estoy preparando un recopila torio de alubiadas, creo que más de 20, tardare un poco porque quiero incluir el nombre del sitio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Será apoteósico, no me lo voy a perder. Jo jo jo jo jojo

      Eliminar
    2. He mirado el precio del cava en internet y esta entré 8 y 10 euros, así que no es un cava " de batalla" precisamente, un punto a favor de Cal Gaxo, que le saldría más barato poner un Anna de Codorniu por ejemplo

      Eliminar