viernes, 19 de junio de 2015

EL GUERNIQUES (BILBAO)


En El Guerniques  practican cocina de mercado, ellos no lo saben, pero es cocina de mercado. Un restaurante sin pretensiones donde por 10 euros te dan una comida casera bien preparada, con productos económicos que se pueden encontrar en el cercano Mercado de La Ribera - para los bilbaínos La Plaza- y platos que no encontraras en menús más finos: chicharrilos fritos, anchoas rebozadas, albóndigas, hígado encebollado, bonito con tomate ( cuando está bien de precio) y cosas por el estilo.

Pase por delante de la puerta donde una gran pizarra anunciaba el menú: alubias blancas - si hubieran sido rojas no sigo leyendo-, revuelto de champis.... patas a la bizkaina! toma patas!, por 10 euros merecía la pena probarlas, no tenía mucho que perder y me metí.

- ¿Uno para comer? pregunte en la barra.

- Pasa detrás, me indico el camarero.

-¿Mesa para uno?

- Ahora te la preparo me dijo la camarera, que al momento recorrió el comedor planeando con el " tradicional" mantel de papel.

Los comensales de una media de 60 me hicieron sentir un chaval, jubilados y un grupo de señoras que por la conversación que mantuvieron con la camarera habían estado pasando la mañana en Bilbao y se volvían para Gernika. Hay que decir que el local está próximo a la estación del tren de vía estrecha que une Bilbao con Gernika y seguramente de ahí le viene el nombre.

El comedor espartano, escasamente iluminado y como única decoración el frigorífico donde se guardan las bebidas y los postres.

La camarera simpática y rápida, que más se puede pedir.

Comí ensalada mixta y patas, la ensalada rica, variada y muy bien aliñada. Las patas, la verdad es que me esperaba cualquier cosa, pero mis expectativas se vieron superadas, sabor suave - yo habría agradecido una puntito de picante- y bien cocidas, tiernas pero firmes, la carne se soltaba bien del hueso, como debe pasar con el rabo, pero no resultaba babosa, como dirían en el Rey León, sabrosa pero no viscosa. La salsa, muy importante en este plato, consistente pero no demasiado espesa. Muy ricas.






1 comentario:

  1. ¡Joder, qué buena pinta! Para mojar pan. Me he reído mucho con lo de si llegan a ser alubias pintas, no sigues leyendo. Ja ja ja.

    ResponderEliminar