miércoles, 14 de octubre de 2015

AMBOTO ( BILBAO)

Se puede decir que entre el Ámboto y el Gorbea hay Jardines o los hubo alguna vez, cuando la actual calle Jardines del Casco Viejo bilbaíno era eso, unos jardines extramuros de la pequeña villa de Bilbao, el GORBEA y Amboto existían como montes y ahora además como restaurantes de esa calle y como sus hermanos mayores uno frente al otro. Vale, en la realidad un poco mas alejados que los respectivos restaurantes.
La calle Jardines como ya comente en la entrada sobre el GORBEA, tiene una concentración de restaurantes tal que desde el centro de la calle se puede leer el tablón con el menú del día de al menos cuatro restaurantes, lo que a veces más que una ventaja es un problema ¿y si ponen mesas en la calle y me dejan elegir un primero de un sitio, el segundo de otro y el postre de un tercero?. Ya se que no es posible, así que hoy después de dudar mucho ( en poco tiempo) me decidí por el Amboto, un clásico en Bilbao, comida tradicional vasca sin sorpresas ni florituras.
Pedí el Gazpacho Amboto y los callos a la vizcaína y como me esperaba no hubo ninguna sorpresa, era exactamente lo que quería, un buen gazpacho y  unos buenos callos. Eso es lo mejor de este restaurante, un valor seguro que no te sorprenderá pero tampoco te defraudara nunca.


RESTAURANTE AMBOTO
Jardines Kalea, 2, 48005 Bilbao, Bizkaia
944 15 61 48




3 comentarios:

  1. Me chiflan los callos, pero casi nunca los pido..... Será por vergüenza o por miedo a que me gusten demasiado. Estos tienen muy buena pinta..... ¿Tiernos, no?

    ResponderEliminar
  2. perfectos, para mi gusto claro, tiernos, con esas partes más gordas que te permiten incar el diente ñam! ( no se sí me explico) y con salsa vizcaína que es básicamente cebolla y pimiento choricero con un toque de Cayena para que pique lo justo. En la entrada la descripción es más escueta, son lo que se espera de unos buenos callos a la vizcaína, a mi me encantan y si son callos con morros ....demasiado! Además tienen mucho colageno que es bueno para las articulaciones.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahora mismo soy Homer SImpson, babeando ante una tienda de donuts.

      Eliminar