miércoles, 25 de noviembre de 2015

LA CASA DE NAPOLEON ( VITORIA-GASTEIZ)



Me habían hablado muy bien de La Casa de Napoleón, un restaurante inaugurado el pasado año y que además de la carta disponía de un menú del día muy interesante. La primera impresión fue buena, el menú del día ( 15,90 + IVA) tenía muy buena pinta, lo mismo que el menú degustación ( 22,50 IVA incluido). Bueno, antes de seguir, tengo que hacer un solo comentario crítico.... el precio del menú del día con el IVA aparte es un poco tramposillo, aun mas cuando el menú degustación tiene el IVA incluido. Pero aparte de esto, todos mis comentarios son positivos, la entrada era muy acogedora, lo mismo que el comedor anexo, una decoración moderna pero cálida. El servicio efectuado por la propietaria del restaurante (el marido está en la cocina) muy cercano a la vez que correcto, la mesa bien vestida con su mantel blanco y su servilleta gris.


Pedí arroz meloso con calamares, espinaca baby y alioli de chipirón, de segundo entrecot de vaca gallega a la plancha con patatas y pimientos del país.


Aunque nunca lo hago esta vez pedí un vino blanco y la verdad que fue un descubrimiento, Cueva de Lobos un blanco de Laguardia, un vino interesante, ligero en boca, glicérico, aromático, suave, con toques de tomillo, cilantro, almendras dulces y amargas, tierra mojada, chocolate con churros..... Vale era broma, no entiendo de vino! pero como me dijo una vez el responsable de Bodegas Campillo " vino bueno es el que te gusta a ti" y Cueva de Lobos es un vino muy bueno. Que- todo hay que decirlo- me sacaron con una hielera para mantener la temperatura (buen detalle).


Nada más pedir me trajeron como aperitivo un taco de puding de patata con mahonesa de trufas y huevas de anchoa, muy rico y muy rápido. Seguido llego el arroz, abundante, cremoso (o meloso) con un intenso olor ( y sabor) a chipirón, muy sabroso.


No suelo pedir carne en los menús del día porque por 10-12 euros es imposible que te den un filete interesante, pero en este caso esperaba acertar, un buen entrecot, con el punto perfecto (como se ve en la foto) y muy sabroso, la guarnición también muy correcta, con ocho pimiento tipo Gernika sin rastro de " gabardina" pese a estar a finales de noviembre.


De postre tarta de queso con frutos rojos, realmente no era una tarta como se ve en la foto, pero estaba rica, sin más.


Mientras como, suelo fisgar en internet para ver si hay alguna reseña sobre el restaurante en el que estoy y me lleve una agradable sorpresa con GASTRONOSFERA, y el estupendo articulo de Igor Goikoetxea, lo primero que pensé después de leer la entra fue " para que narices escribo yo sobre este sitio si lo voy a hacer peor". Lo más fácil era no citarlo o directamente copiar los comentarios, pero he optado por citarlo al final, si alguien lee su entrada primero es posible que se les quite las ganas de leer mis comentarios.










2 comentarios:

  1. A ver, varias cosas: primero que estoy de acuerdo con los vinos buenos, que son los que te gustan a ti. En segundo lugar, lo del IVA o no, podríamos obviarlo al ver la carne, de cerca. Pero las plantas clavadas ahí en el arroz son algo raras........ Y por último, a mí me gusta más como lo describes tú ;-)

    ResponderEliminar
  2. Si, lo de la planta ahí clavada no aporta nada, la verdad. En el siguiente post en lugar de una planta sobre el arroz pusieron algas, creo que no eran de adorno porque me las como.
    muchas gracias lector , yo escribo los post como cliente anónimo y normalmente sobre la marcha, pero hay blogueris que además de redactar mejor, meten muchas horas pos cada post. Lo mío son post de menú del día y los otros son post a la carta, ja, ja.

    ResponderEliminar