viernes, 1 de enero de 2016

BODEGA JOSERRA ( BILBAO)



Miguel de Unamuno es autor de varias frases célebres “venceréis pero no convenceréis” le dijo a la cara a Millan Astriad en 1936, “que inventen ellos" famosas frase referida a los guipuzcoanos, pero sin duda por la que ha pasado a la historia es “El Mundo entero es un Bilbao más grande", como buen bilbaíno era un hombre mesurado y no dado a la exageraciones y lógicamente no puedo más que coincidir con su apreciación. Viene esto a cuento porque hoy toca hablar de un local que por proximidad espacio-temporal  posiblemente conoció.


Bodega Joserra está escondidas en el Cantón Alejandro de la Sota, en el centro de las Siete Calles, el corazón de Bilbao y por tanto el centro del Mundo.


Se podría decir que practican el Slow food, cocina km 0, productos del entorno, preparaciones culinarias al momento, según las indicaciones de cada cliente y a la vista del público. Todo muy moderno, si no fuera porque llevan haciéndolo desde hace años  92 años.


Bonito de Ondarroa, anchoas de Santoña, chicharritos, sardinillas, alegrías riojanas, todo preparado en sus latas esperando al cliente, "uno de bonito con alegría", " medio de sardinillas" " una ración de chorizo picante", aquí entra en juego la máquina de cortar fiambre, un clásico de toda Bodeguilla. 


La decoración, la típica: taburetes bajos, suelo de terrazo, barra de formicante con el borde de madera, tablón con la "carta" de vinos -no pidas café o similares eso no existe en una Bodeguilla clásica-aunque esta se ha modernizado y sirve cañas de cerveza, que ya es bastante. Muy similar a los que podemos encontrar en locales como BODEGA QUINTIN en Barakaldo o LA BODEGUILLA en Abando.


En definitiva, una oportunidad de viajar 50 años al pasado y poder degustar una mistela fresquita y un pintxo de bonito con piparra, por ejemplo.












No hay comentarios:

Publicar un comentario