jueves, 12 de mayo de 2016

LA LONJA DE OLABEAGA ( BILBAO)



La lonja es eso, una local a pie de calle que en otro tiempo albergo un almacén o un taller y que ahora se ha convertido en restaurante. Según lo que me cuentan la reconversión se hizo de una forma casi artesanal por las dos parejas que regentan el asador, ellas en la cocina y ellos sirviendo las mesas. El resultado un local diáfano, con aspecto marinero, mesas metálicas ( parecen recicladas de algún parque), grandes pizarras con los platos de la carta y el precio de los pescados pintado en las cristaleras que rodean la barra (ninguno de más de 40 e el kilo, una garantía para evitar "sustos" a la hora de pagar). A todo esto hay que añadir el indudable encanto que le da el estar situado al borde de la ría, que si en otro tiempo era una cloaca maloliente, actualmente es un brazo de mar lleno de vida, las algas cubren las orillas y entre ellas nadan los peces en busca de quisquillas y carramarros.


Originariamente nació con unas aspiraciones modestas, pescados y carnes a la plancha, raciones de picoteo y un menú del día de 11 euros, pero viendo los comensales y los platos que circulaban por el local, se ve que está evolucionando a un local de mayor nivel. Mientras yo degustaba mi menú veía como las mesas corridas se iban ocupando por grupos de mediana edad que no iban precisamente a comer un modesto menú. Comenzaron a circular cazuelas de arroz con bogavante,  paellas como ruedas de molino, un rape asado de tamaño considerable, raciones de quisquillon, nécoras a la plancha.... ¿sería yo el único que estaba comiendo el menú del día?, ¡no! , junto a mi dos currelas terminaban su menú. ! Venga a la puta calle que hay que librar la mesa!, les dijo el camarero-propietario, pero todo con una sonrisa, se ve que eran clientes habituales , como los que enseguida -más elegantes- la ocuparon  y al que el camarero y una de las cocineras - posiblemente su mujer- recibieron con un abrazo. Un local donde la gente repite y que está lleno tiene que tener algo.


Pero volveré al menú: tres primeros, tres segundos y postres caseros. Platos con inspiración marinera y con la parrilla como protagonista. De primero dude entre marmitako y verduras a la parrilla, como de segundo pedí verdel a la plancha, opte por algo "ligero" como son las verduras, que hay que cuidarse.


La parrillada de verduras abundante, tanto en variedad como en cantidad, bien cocinada y por ponerle un pero, yo habría añadido una salsa en la que poder mojar los vegetales.


El verder, siendo un resacado modesto, cuando está fresco y bien asado a la parrilla - como era el caso- es un plato más que digno. Un bicho de buen tamaño, carne jugosa y un refrito perfecto. Ni más ni menos.


En resumen un sitio donde comer un buen menú mientras ves como el personal se divierte mientras come y bebe. Si tienes ocasión pegarte una buena jamada con la familia o la cuadrilla a un precio razonable. Y ya si encima coincide con que juega el Athletic - San Mames está a cinco minutos-  el plan será perfecto.
Olabeaga Kaia, 22 48013 Bilbao - Bizkaia
















No hay comentarios:

Publicar un comentario