sábado, 24 de septiembre de 2016

TABERNA GALATEA ( BARAKALDO)



Esta vez no hablare de un menú del día sino de pintxos. Porque no, no soy partidario de los "menús de pintxos", eso me parece que es un invento para los turistas. En Euskadi se comen los pintxos  a media mañana como un tentempié o hamaiketako (literalmente lo de las once) o mientras se toman unos potes antes de comer o cenar ( del pintxo-pote hablare otro día), pero nunca para sustituir a una comida principal, salvo que por una cuestión de urgencia no te dé tiempo a comer y tengas que pasar comiendo algún pintxo. Un menú del día casi siempre será más sano y ligero que comer solo a base de pintxos, que en general son una bomba de calorías, salvo los grillos claro, una especialidad bilbaína (y de Barakaldo)  compuesta por un trozo de patata cocida, lechuga y cebolla ensartadas en un palillo y con un poco de aceite, que yo conozca el único pintxo vegano, que triste.


Bueno, que me voy por las ramas y todavía no he empezado a hablar de la especialidad del Galatea, un pintxo común en prácticamente todos los bares como es la tortilla de patata. Precisamente ahí está el mérito, destacar en algo que todos los demás hacen. Es una tortilla dorada por fuera y jugosa, casi fluida por dentro, con una cebolla pochada, casi caramelizada, que le aporta sabor y una patata frita en láminas muy finas (creo que tienen una máquina para ello). Porque esa es otra, de poco serviría hacer una buena tortilla si lleva dos o tres horas hechas. En Galatea están constantemente haciendo tortillas tanto para llevar como para consumir en el local,  lo que es una garantía de que se comerán siempre en su punto.


Creo que las fotos lo dicen todo y si eso y lo que he escrito no es suficiente, preguntar a uno de Barakaldo.
TABERNA GALATEA
MUGURUZA 15 BARAKALDO
TF.: 944036483


1 comentario:

  1. La circulación de tortillas asegura su frescura y como bien dices, su calidad. Estas que veo son de las buenas, y me apunto este sitio, claro. Yo he comido de pintxos, Jon. Porque te lías con uno y otro y acabas hasta arriba, ¡¡como para ir a comer luego!! Soy un turista, como los que van a Munich y se piden la típica salchicha blanca más tarde de las doce del mediodía: te muelen a palos si lo haces y eres de allí.

    ResponderEliminar