jueves, 14 de marzo de 2019

KIZKURGUNE ( ZALDIBAR)



En los restaurantes enclavados en entorno rural suelen practicar sin querer lo que se llama cocina km0 o slowfood. Vamos, que usan los productos locales porque es lo que tienen más a mano incluso a veces de auto producción.
En KIZKURGUNE la cocina km0 la practican a conciencia, enclavado en un polígono que agrupa a productores locales de alimentos, usar productos de la zona resulta obligado.
Junto al bar hay una tienda con productos locales de la que recomiendo especialmente los quesos.






Viendo el menú y la altura del año en la que estamos dude entre la crema de verduras o las alubias ( por eso del engorde), pero teniendo en cuenta que entrando la primavera desaparecen las alubias de los menús y que en Gipuzkoa son veganas, pues calleron unas alubias.
De segundo y viendo que todo el mundo pedía lo mismo, me incline por las costillas de basatxerri ( cerdo), aunque el hígado encebollado si es de confianza era una buena opción.
Las alubias como esperaba, sin sacramentos, enteras, tiernas y con el caldo perfecto, tan buenas como las de El Frontón de Tolosa ( cuando estaba abierto) y seguramente de un productor de la zona.



De segundo costilla, se nota que no es de un cerdo cualquiera, carne más oscura y sabrosa que la de los cedros industriales. El acompañamiento de arroz Bio de las Bardenas ( hasta el arroz es de aquí) muy bien cocinado, con mucho gusto.

De postre ” lo que menos engorde” como le dije a la simpática camarera, al final flan.
Si a todo lo anterior le añadimos que entra la sidra en el menú y que desde el comedor se ve un paisaje espectacular, podemos disfrutar de este pequeño lujo por solo 12 euros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario